Una de las consecuencias de sufrir Parkinson es la micrografía, que es la dificultad a la hora de escribir que puesto que la letra se va haciendo cada vez más pequeña e ilegible. Esto hace que con el tiempo las letras se acaben conviertiendo en simples líneas.

Y este es el problema que intenta solucionar Arc Pen, un bolígrafo especialmente pensado diseñado para tratar de ayudar a las personas con Parkinson a la hora de escribir. El bolígrafo está preparado para detectar los movimientos involuntarios de la mano de cada enfermo y produce una vibración en función de estos con el obejtivo de darle estabilidad. Con esto no sólo se consigue que la escritura sea más legible, sino que sus creadores aseguran que también reduce el dolor y relaja sus músculos.

Los responsables de su diseño son Dopa Solutions, un grupo de diseñadores del Imperial College London y del Royal College of Ars del Reino Unido. Afirman haber probado el prototipo de su invento en 14 personas con micrografía y aseguran haber conseguido mejorar la escritura de los pacientes en un 86% de los casos. Por el momento están buscando financiación para seguir con el desarrollo del proyecto y poder así devolver la facilidad de escritura a las personas con esta enfermedad.