Madrid cierra la ventanilla para pedir ayudas para el cuidado de ancianos

Creado por a May 15, 2015 en portada | 0 Comentarios

El Ayuntamiento de Madrid ha paralizado la puesta en marcha del servicio para nuevos usuarios en el Servicio de Ayuda a Domicilio (SAD). La medida no afectará a los usuarios que ya lo reciben ni a aquellos con quien ya se ha contactado para comenzar a prestárselo. Según Carlos Martínez, coordinador general del área de Servicios Sociales del Ayuntamiento de Madrid, que no dispone de datos sobre cuántas personas estarían afectadas por esta suspensión temporal, explica que actualmente unas 56.500 personas reciben el servicio de ayuda a domicilio en toda la ciudad. La semana pasada, los trabajadores de los centros de servicios sociales de la capital recibieron instrucciones para no poner en marcha más servicios de ayuda a domicilio hasta nueva orden. Tampoco podrán poner en práctica posibles modificaciones para aquellos que ya lo disfrutan. La medida, según Madridiario, afecta a todos los distritos de la capital y se prolongará, como mínimo, hasta después de las elecciones del 24 de mayo. El motivo, según explica Carlos Martínez, es que antes de continuar adelante con el alta de nuevos usuarios hay que “clarificar” la situación actual de los contratos, tanto los que existen con las empresas que prestan el servicio como los acuerdos con la Comunidad de Madrid. Y es que el escenario, en estos momentos, es, cuando menos, complejo. Primero, porque en julio se incorporan al servicio todos aquellos usuarios que cuenten con un grado I de dependencia reconocido; segundo, porque, como consecuencia de ello, habrá que firmar un nuevo contrato para “regularizar” la prestación de este servicio a estos nuevos usuarios en algunos distritos de Madrid entre agosto y diciembre; y tercero, porque, gane quien gane las elecciones, el Área de Servicios Sociales contará con un equipo nuevo que tendrá la última palabra al...

Leer Más

Nutrición en la tercera edad

Creado por a Abr 27, 2015 en Blog |

“Mantén una alimentación saludable”, dicen. “Sigue una dieta equilibrada”, te aconsejan. Pero lo que nunca escuchamos es “sigue la nutrición acorde con tu edad”. ¿Por qué no debemos seguir la misma dieta de jóvenes que de adultos ni cuando entramos en la tercera edad? Las personas de edad avanzada experimentan tanto cambios físicos como psicosociales que producen cierta “vulnerabilidad” a la hora de seguir una alimentación saludable. CAMBIOS FÍSICOS: A medida que cumplimos años, la masa magra (sin grasa) y el agua corporal van disminuyendo, a la vez que va aumentando la proporción de grasa. Esto se traduce en una disminución del metabolismo basal, es decir, la cantidad de energía que precisa nuestro cuerpo por el simple hecho de “estar”. También se da una pérdida de masa ósea, lo cual aumenta el riesgo de fracturas y por consiguiente disminución de la movilidad. Nuestros órganos y sistemas van envejeciendo y van deteriorándose, queramos o no, y eso afecta a nuestras funciones digestivas, endocrinas, respiratorias, circulatorias, urinarias, inmunitarias y nerviosas. El deterioro más evidente que afecta directamente a la nutrición es el de la aparición de problemas dentales y digestivos, puesto que se modifican la absorción, digestión e ingesta de los alimentos. Las alteraciones de los sentidos, sobre todo del gusto y olfato, también pueden afectar a la elección y preparación de alimentos, e incluso producir pérdida de apetito. Además de la disminución del metabolismo basal por la variación en la composición corporal, también disminuye el gasto energético en general por disminuir (en general) la actividad física. CAMBIOS PSICOSOCIALES Y SANITARIOS: Algunos de los problemas más prevalentes en esta franja de edad son depresión, demencia o ansiedad, y éstos por norma general conducen a un deterioro de los hábitos alimentarios. Sin tratarse necesariamente de “problemas” socioeconómicos, el cambio de estatus social (cesar la actividad laboral, soledad, incapacidad de adaptación a nuevos alimentos…) genera un cambio también en los hábitos alimentarios, en general llevando a una dieta monótona, descuidadan y omitiendo algunas comidas. En caso de padecer enfermedades, la persona de edad avanzada suele seguir una dieta restringida o estar polimedicada, lo cual modifica en general la ingesta y los procesos metabólicos. TRASTORNOS DE DEGLUCIÓN Uno de los síntomas más frecuentes en personas de edad avanzada son los trastornos de deglución, como son la disfagia (dificultad no dolorosa para tragar) o la odinofagia (dolor al deglutir). La disfagia consiste en dificultad para formar el bolo alimenticio o para que el bolo llegue al estómago. Esta dificultad está causada por: Enfermedades que afectan al funcionamiento de la lengua, de los músculos de la garganta o del esófago, como pueden ser un accidente cerebrovascular, tumores o masas en la garganta, Alzheimer, Parkinson, pacientes traqueotomizados, etc....

Leer Más

Con Asitencia Numancia 7 te conservarás tan bien que podrás engañar hasta a este algoritmo

Creado por a Abr 22, 2015 en Blog |

Si eres de los que responde con evasivas o directamente evita dar una cifra cada vez que te preguntan la edad que tienes, pronto alguien podría delatarte. O más concretamente algo, y es que este algoritmo que han diseñado un grupo de científicos de varias universidades de China asegura poder determinar con cierta exactitud la edad biológica de una persona a partir de su cara. ¿Cómo lo hacen? Para comenzar, escanean en tres dimensiones el rostro de la persona en cuestión, asegurándose de que no hay nada sobre él (sin barba, maquillaje, etc) y de que el sujeto mantiene una expresión neutral. Posteriormente buscan en la imagen rasgos propios del evejecimiento: arrugas, tamaño de la nariz, distancia desde la nariz a la boca, la grasa subcutánea… De esta forma detectan la edad biológica, la que refleja el propio cuerpo, que puede diferir según sus cálculos en hasta ±6 años respecto a la edad real (la cronológica) que se calcula desde el nacimiento de cada persona. De hecho, con la información obtenida han creado un “mapa detallado del envejecimiento facial en humanos” que muestra la evolución genérica de los rostros según van pasando los años, según ellos. ¿Cómo de bien (o de mal) estás envejeciendo? Si bien puede parecer algo sencillo de calcular, no lo es tanto. Los investigadores citan trabajos previos de otros científicos que, utilizando imágenes en 2D y, más recientemente, en 3D, intentaban conseguir una aproximación similar a la edad cronológica sin demasiado éxito. Además, el algoritmo que nos ocupa va todavía más allá, puesto que es capaz de detectar marcadores que no suelen ser habituales para una determinada edad cronológica: es lo que a ellos llaman gente de envejecimiento lento o de envejecimiento rápido. ¿Estás envejeciendo más rápido o más lento de lo normal? El algoritmo te lo dice y ayuda a detectar potenciales problemas de salud asociados a esta diferencia? Los responsables del estudio todavía aseguran además que su algoritmo es más fiableque lo que puedan decir otras pruebas físicas, como un análisis de sangre. Cuando el programa detectaba que una persona era de envejecimiento lento, por ejemplo, los parámetros analizados de su sangre también se correspondían con los que suele tener una persona de menor edad. También ocurría lo mismo a la inversa. En propias palabras de los investigadores: Los resultados de este estudio demuestran el descubrimiento de un marcador fiable para el envejecimiento. Utilizando un procedimiento no invasivo únicamente sobre la cara, puede determinarse con exactitud el estado general del envejecimiento, todavía con mucha más exactitud que con un reconocimiento físico rutinario. Esto sugiere que la salud está “escrita” sobre la cara. La gente con la misma edad real puede tener una edad fisiológica distinta que puede diferir en ±6 años....

Leer Más

La isla griega en la que hacerse mayor no es un problema

Creado por a Abr 8, 2015 en Blog |

Cristina Kochila tiene tantas arrugas en la piel que sería difícil contarlas todas hasta para el más experto de los científicos. El pelo se le aclaró hace ya décadas. Es de un delicado blanco grisáceo, como el de las nubes que divisa desde su ventana mientras hace croché. Han traído lluvia en los últimos meses, y mucha: “este es el peor invierno que recuerdo”, rememora, con voz queda pero segura. No lo dice cualquiera. Es el centésimo tercer invierno que otea desde su ventana. Nació en 1912 en un lugar muy especial: Icaria, la pequeña isla del mar Egeo griego donde los ancianos parecen haberse olvidado de morir. Es un lugar mágico, de tan solo 10.000 habitantes y a 50 kilómetros de Turquía, donde cada piedra despierta tradición. Allí cayó Icaro, según la mitología helena, cuando se le derritieron sus alas de cera, tras intentar alcanzar el sol volando. Quién sabe si dejó el secreto de la longevidad. Sus pobladores viven diez años más de media que los ciudadanos de Europa occidental y EEUU. Tienen dos veces y media más de posibilidades de llegar a los 90 años -alcanzan esa edad cerca de un tercio de sus habitantes- y en sus tierras hay proporcionalmente diez veces más parejas de hermanos nonagenarios que la media europea, según los expertos. No solo alcanzan más edad, sino que lo hacen en un mejor estado de salud. Quienes viven allí tienen, por ejemplo, un quinto de las posibilidades de desarrollar demencia senil o Alzheimer con respecto a los norteamericanos: “Nunca nos sentimos insatisfechos. Ejercitamos la mente, recordamos, pensamos…a mí me gusta leer y escribir por mí misma”, explica Cristina, con la lucidez de una persona de mucha menos edad. Hace 103 años, cuando nació, la isla aún estaba bajo dominio del Imperio Otomano, por insólito que parezca. Pasó los duros aguaceros del invierno ya saliente tejiendo en su silla de plástico frente a la cristalera que protege su hogar de los fuertes, pero limpios, vientos del lugar. Ya fueron mencionados por Homero en la Ilíada. El efecto de Eolo aisló a la isla durante décadas. La larga distancia que separa a Icaria de la Grecia continental continúa suponiendo un obstáculo para la llegada de las más actuales vanguardias y estilos de vida. Recibe pocos turistas. Esa lejanía puede ser uno de los factores de la longevidad de sus gentes. Muchos ancianos continúan teniendo los mismos hábitos que hace medio siglo. ¿Cuáles son sus secretos ancestrales? El ejercicio físico es primordial. A Cristina, por ejemplo, le encanta bañarse en el mar. Saltaba todos los días hasta hace unos pocos meses. La principal actividad de la isla es andar. Los ancianos de Icaria han pasado...

Leer Más

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies