EL RETO DE ENVEJERCER EN EL PROPIO HOGAR SIN RENUNCIAR A LA CALIDAD DE VIDA

Envejecer en nuestra sociedad es todo un reto. Cada vez vivimos más años y en mejores condiciones; sin duda una buena noticia que, sin embargo, nos plantea la necesidad de afrontar grandes cambios en todos los aspectos: constructivos, tecnológicos y en el sector servicios.

Estamos de acuerdo en que la tercera, e incluso la cuarta edad, ya no es una etapa en la que quedarse inactivo, aislado socialmente o recluido en una residencia. Una de las soluciones a la mayor esperanza de vida y a la mejora del estado físico que cada vez es mayor en las persona mayores es alargar el tiempo que permanecen en su propia vivienda, sin renunciar eso sí a la calidad de vida ni a los beneficios de las residencias de mayores.

Un primer aspecto a tener en cuenta es la propia configuración de las viviendas. En este blog os hemos dado consejos de cómo, con poco esfuerzo e inversión, configurar algunos de los espacios del hogar para mejorar la calidad de vida y evitar los temidos accidentes domésticos, pero la tendencia mundial a alargar la estancia en la propia vivienda tendrá que obligarnos a replantear la configuración de las viviendas desde el punto de vista arquitectónico, ofreciendo espacios comunes y de servicios y adaptándose a las nuevas necesidades de una población cada vez más envejecida.

Espacios más abiertos, donde la persona mayor pueda desenvolverse con más seguridad, incluso aunque necesite de silla de ruedas o andadores; nuevas tecnologías domóticas que ofrezcan servicios de calidad para la persona mayor y re-configuración de espacios para hacerlos más flexibles son algunos de los aspectos a tener en cuenta.

Por supuesto, los servicios son esenciales a la hora de ofrecer la ayuda que la persona mayor necesita para continuar en su propio hogar; un apoyo imprescindible para adaptarse a las necesidades del envejecimiento en el hogar.

Desde Asistencia Domiciliaria Numancia 7 les ofrecemos un servicio cercano, de calidad y gestionado por profesionales de la atención a personas mayores en el hogar que cuentan con una dilatada experiencia en Santander y Cantabria.

Nuestros servicios son totalmente personalizados; nos adaptamos a las necesidades de cada persona y a cada situación específica: desde la atención 24 horas a personas dependientes a la ayuda o apoyo en tareas específicas del hogar, como la preparación de la comida, la higiene personal y la limpieza del hogar, el acompañamiento a la compra, al médico o la farmacia, o la propia compañía cuando la persona mayor presenta déficit de atención personal y social.

Llame a nuestros profesionales y le ofrecerán la solución que mejor se adapte a sus necesidades.

Invierta en calidad de vida, llame a Asistencia Domiciliaria Numancia 7.



×

Powered by WhatsApp Chat

× ¿Podemos ayudarle?