CÓMO AFRONTAR EL CUIDADO DE LAS PERSONAS MAYORES CUANDO LLEGAN LAS VACACIONES

Llega el verano, y con él las vacaciones escolares y del trabajo… Días esperados con ganas y expectación por pequeños y mayores. Sin embargo ¿qué pasa con las “vacaciones” de las personas mayores?

Cuando se ha llegado a la edad de jubilación, es conveniente hacer un plan de actividades para tener el cuerpo y la mente ocupados y mantener, así, las capacidades físicas y cognitivas en el mejor estado posible.

Si la persona mayor es autónoma, tiene a su disposición muchas opciones para romper con la rutina del resto del año; por ejemplo, las administraciones públicas ofertan vacaciones para personas mayores, cumpliendo unos requisitos, y en temporadas turísticas bajas.

Si la personas es, en mayor o menor medida, dependiente, seguramente necesite ayuda de familiares en el hogar para la realización de las tareas cotidianas, como el aseo, la preparación de las comidas, acompañamiento a las compras, al médico…

En España, son muchas veces los familiares cercanos quienes asumen el rol de cuidador, con la carga física y psicológica que eso supone, y renunciando a sus propios días libres, vacaciones o momentos de ocio.

Por eso, la asistencia domiciliaria, continua o parcial es una gran ayuda para atender a las personas mayores que permanecen en su hogar. Por que en estas fechas todos necesitamos descansar y desconectar de las rutinas, es una buena idea contactar con una empresa de profesionales de la asistencia domiciliaria que se ocupen, con rigor y eficiencia, del cuidado de su familiar mayor, adecuando esta ayuda a las necesidades reales del anciano o anciana.

Contacte con Numancia 7 y garantice la calidad de vida de su familiar con los mejores profesionales de Cantabria.

Nuestros profesionales son avalados por un riguroso proceso de selección, experiencia y capacidad.