LA PÉRDIDA DEL CÓNYUGE EN LAS PERSONAS MAYORES: SUPERAR EL DUELO

A medida que nos hacemos mayores y vamos cumpliendo años, afrontamos la pérdida de nuestros seres queridos más cercanos. Primero nuestros padres; en casos más dramáticos hay padres que tienen que hacer frente al fallecimiento de un hijo, y en la vejez las personas ven cómo la pareja con la que han compartido su vida durante varias décadas, su proyecto de vida matrimonial, fallece y se encuentran con una difícil situación que provoca cambios emocionales, económicos, de estilo de vida…

Todos hemos oído hablar de personas que han fallecido “ de pena” poco después de la muerte de su pareja. Si bien es “ley de vida” tener que afrontar estos duelos, no todos reaccionamos de la misma forma, es decir, tenemos diferente capacidad de resiliencia.

Permanecer en el hogar es en muchas ocasiones una forma de evitar la des-ubicación y el desarraigo de la persona mayor que se queda sola tras el fallecimiento de su esposa o esposo.

El duelo es un proceso normal en todas las edades, si bien en los mayores es más complejo porque requiere de un mayor esfuerzo para “empezar de nuevo”. Este proceso puede durar hasta dos años para superar la pérdida, pero en los casos en los que se prolonga más tiempo es necesario acudir a profesionales para iniciar un tratamiento psicológico.

Cuanto mayor es la persona que se ha quedado viuda, más difícil es rehacer la vida, especialmente en el caso de los hombres, que culturalmente ha sido más dependientes de su esposa dentro del hogar. Ellas suelen ser más “cuidadoras” porque tienen una mayor esperanza de vida y suelen llegar en mejores condiciones físicas a la vejez.

Cuando un hombre de edad avanzada queda viudo, seguramente necesitará ayuda en su hogar para la realización de las tareas cotidianas, como la colada y la plancha, la cocina, la limpieza… en estos casos, empresas como Numancia 7 cuenta con profesionales que aportan su experiencia en la asistencia domiciliaria de personas mayores, solas o dependientes, que necesitan cuidados y atención para mejorar su calidad de vida, permaneciendo en su propio hogar y sin necesidad de recurrir a residencias para mayores que les alejen de sus seres queridos, su entorno de toda la vida, sus objetos y recuerdos…

Todo el personal de Numancia 7 estamos a su disposición para escuchar su caso y recomendarle la mejor atención, de forma personalizada a su necesidad o a la de su ser querido.

En Numancia 7 somos personas cuidando de personas

Temas: