Cuando nos vamos haciendo mayores y vemos que nuestras facultades, tanto físicas como cognitivas, no son iguales a las que teníamos unos años antes, o cuando vemos que nuestros padres se van haciendo mayores y ya no están tan ágiles y autónomos en su hogar,...